Proyecto de la Media Nº 23 de la càrcel de Olmos

Utilización de los recursos informáticos en el desarrollo de las actividades educativas de las escuelas que funcionan en ámbitos carcelarios: proyecto "Aula sin Muros", elaboración e implementación de una página web.
________________________________________
Marcelo Jorge Basaldúa: Licenciado en Antropología. Personal Docente en las cátedras "Métodos y Técnicas de la investigación Sociocultural", carrera de Antropología, Facultad de Ciencias Naturales y Museo, Universidad Nacional de La Plata; y "Humanidades Médicas", Facultad de Ciencias Médicas, UNLP.
Docente de la asignatura Antropología Sociocultural en la Escuela de Educación Media n° 23 (Escuela en Cárcel), localidad de Lisandro Olmos, La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Becario de Perfeccionamiento de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires.
________________________________________
Nota aclaratoria: Esta comunicación no pretende constituirse en la exposición de los resultados de un trabajo exhaustivamente elaborado y acabado. Simplemente, intenta exponer ciertas líneas de acción que estamos explorando y que hemos iniciado con este emprendimiento algunos docentes que impartimos clases en escuelas que funcionan en el interior de unidades penitenciarias. El campo de la educación en contextos carcelarios adolece de la suficiente carga teórica que posibilite implementar estrategias educativas acordes a las necesidades de los sujetos privados de la libertad. A través de proyectos como el que explicaremos brevemente en estas páginas, intentamos consolidar lo que consideramos la meta principal de la educación en cárceles: la reinserción social del recluso.
Introducción:
El funcionamiento de una escuela en el marco de una Unidad Penitenciaria supone considerar una situación que puede caracterizarse como "fuera de lo común" con relación al funcionamiento de una escuela en otros ámbitos del entorno social, principalmente cuando pensamos en la relación escuela/comunidad. La existencia de establecimientos educativos de nivel medio en prisiones de la Provincia de Buenos Aires (Servicio Penitenciario Provincial), puede remontarse aproximadamente hasta el año 1983. Desde esa fecha hasta el presente, contando ya con 11 escuelas que funcionan en el interior de unidades penitenciarias, no se ha implementado una estrategia educativa que contemple las necesidades y particularidades de este tipo de establecimientos escolares.
A lo largo de nuestra experiencia docente de más de siete años en Establecimientos Educativos que funcionan en el interior de establecimientos carcelarios, hemos percibido en nuestros alumnos un sentimiento de desconexión y aislamiento del resto de la sociedad. La "exclusión física" que padecen los reclusos debido a su encierro institucional, redunda en un sentimiento de "no-pertenencia" al cuerpo social. Esto a su vez, trae aparejadas una serie de consecuencias que afectan la estructuración de la cosmovisión del recluso acerca del mundo externo, que puede ejemplificarse a través del desconocimiento -por parte de estos últimos- del valor del dinero o de los cambios habidos en el mundo social extramuros.
Aquellos internos que purgan largas condenas, hacen de la cárcel su "casa", desenvolviendo su mundo en función de los códigos carcelarios, e interiorizando pautas y normas de convivencia que, en general, nada tienen que ver con los que se desarrollan en el mundo que está "más allá de los muros"; o, por lo menos, no serian bien vistos o tolerados.
Por su parte, "la sociedad" toma conocimiento de la existencia de los reclusos a raíz de eventos tales como los motines. Es como si cada tanto se corriera un telón que cubre la vida de estas personas privadas de la libertad permitiéndoles entrar en escena para dar lugar a la presentación de sus reclamos, y luego, una vez pasada la situación de rebelión, el telón se cierra nuevamente sobre su existencia, desapareciendo del escenario de la vida social, perdiendo de esta forma, su protagonismo.
Pero para nosotros, docentes de escuelas en cárcel, la problemática del recluso es una situación siempre presente, convivimos con ellos cinco veces a la semana; estamos inmersos en una parte de su vida. Conocemos sus problemas, inquietudes, valores y proyectos, sus momentos de alegría y los de depresión profunda.
Como educadores que ejercemos nuestras tareas en ámbitos carcelarios nos preguntamos –en algunos casos explícitamente y en otros implícitamente-: ¿cuál es la función de una escuela que opera en el interior de una unidad penitenciaria, cuyos alumnos son los reclusos de dicha institución?. Surge entonces una respuesta clara y contundente: sin lugar a dudas, el espíritu que alimenta a las escuelas promovidas en ámbitos carcelarios es el logro de la reinserción social de aquellas personas privadas de la libertad en situación de conflicto con la ley y que durante largos años han permanecido ajenas a la vida social que se gesta "más allá de los muros".
Cuando hablamos de "reinserción" es necesario que clarifiquemos la idea que sobre ella tenemos como docentes de escuelas en cárcel. Es imprescindible que exista algún dispositivo que permita a los internos tomar conciencia de la vida social que acontece fuera de la cárcel, con los deberes y derechos que en ella operan, y con pleno conocimiento de su rol en el conjunto social total, restableciendo su sentido de pertenencia a ella y la validez de su protagonismo social. Trabajar para este logro permitirá al recluso, según nuestro criterio, consolidar una "vuelta" no traumática a la comunidad.
Sostenemos que uno de los dispositivos necesarios para el logro de tal reconexión es la EDUCACION; pero una Educación redefinida y acorde a las necesidades y condicionamientos del contexto en el que se realiza el acto educativo.
En consecuencia, -y recalcamos- la tarea que debemos desempeñar como docentes de escuelas en cárcel, es facilitar al interno una salida no traumática de la institución carcelaria, aportando no sólo las herramientas conceptuales producto de la escolarización sino también –oficiando a modo de institución intermediaria- el logro del conocimiento del mundo actual y las implicancias que tendrá sobre el desarrollo de su vida fuera de los muros.
Una estrategia educativa para las escuelas en cárcel: la reconexión con el mundo extra muros.
Una estrategia educativa para las escuelas en cárcel que tienda a una participación y reintegración de los reclusos a la comunidad, debe sustentarse necesariamente en los Derechos Humanos. Tomamos como punto de partida los siguientes artículos de su Declaración Universal:
Art. 26:
a)Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
b) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
Art. 27:
a) Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
Art. 29:
a) Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
b) En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
Para el presente trabajo, es de fundamental importancia recalcar el artículo 27 precedentemente mencionado, al cual podemos anexar los artículos 6° y 10° de los "principios básicos para el tratamiento de los reclusos":
"6- Todos los reclusos tendrán derecho a participar en actividades culturales y educativas encaminadas a desarrollar plenamente la personalidad humana".
"10- Con la participación y ayuda de la comunidad y de instituciones sociales, y con el debido respeto de los intereses de las víctimas, se crearán condiciones favorables para la reincorporación del ex recluso a la sociedad en las mejores condiciones posibles".
El beneficio que deviene del progreso científico –según el artículo 27- para la labor desarrollada en una escuela que funcione en contextos carcelarios, es suficiente razón para la implementación del proyecto denominado "Aula sin Muros", ya que ello conlleva el proceso de paulatina reinserción en la vida cultural y social de la comunidad, tan necesaria en estos ámbitos.
Participación en la vida comunitaria a partir de las Nuevas Tecnologías:
No podemos dejar pasar por alto la importancia de la implementación de las nuevas tecnologías de comunicación en el contexto de la Educación, específicamente en lo vinculado a la adquisición y transmisión de conocimientos . Tal es el caso de las herramientas que proponemos en el proyecto "Aula sin Muros": Internet y Correo Electrónico. Estos recursos nos permiten resolver una inquietante pregunta que nos hacemos los educadores en estos ámbitos: ¿cómo educar para la libertad en el encierro?. A través de nuestro proyecto procuramos crear un espacio de libertad y protagonismo para aquella gente que está excluida (no importa por qué razón) de la participación en la vida comunitaria.
La incorporación de estas tecnologías permitirá enriquecer las actividades áulicas, consolidando la formación de los educandos y afianzando –en parte- el logro tan ansiado de la práctica docente en escuelas que funcionen en cárceles: la reinserción social de los alumnos/internos.
Qué es "Aula sin Muros"?:
El denominado de forma genérica Proyecto "Aula sin Muros" es un emprendimiento llevado a cabo por los docentes y alumnos de la Escuela de Educación Media n° 23 (Escuela en cárcel) de la Localidad de Lisandro Olmos, Provincia de Buenos Aires.
Partiendo de la utilización de recursos tecnológicos informáticos (nuevas tecnologías= Internet y Correo Electrónico), este proyecto aspira a generar un entorno educativo que contemple "una forma de participación" de la comunidad en las actividades desarrolladas por los docentes en el marco de la unidad escolar; y, por supuesto, una integración (aunque más no fuera virtual) de los alumnos/internos en el mundo social y cultural de la comunidad. De este modo, y a través de los recursos mencionados, se consolidarán tres elementos -que funcionan a modo de pilares- en la enseñanza en ámbitos carcelarios y que están en continua retroalimentación: participación/información de la comunidad, formación/reintegración del alumnado, y capacitación/perfeccionamiento docente.
Los objetivos de este proyecto son los siguientes:
1- Crear e implementar la página web de la Escuela de Educación Media n° 23, y su posterior ingreso a la red.
A partir del objetivo precedente, podemos distinguir dos series de objetivos relacionados:
I) Aquellos vinculados al sector alumnado:
2- Posibilitar y potenciar la comunicación entre la comunidad y los alumnos/internos, promoviendo el intercambio de materiales formativos e informativos, creando así un contexto de aprendizaje, reflexión y autoconfianza.
3- Instruir y capacitar a los alumnos en la utilización de tecnologías actuales en comunicación (computadoras y recursos derivados).
El cumplimiento de este último objetivo permitirá, por un lado, otorgar a los alumnos una salida laboral de amplia demanda (la informática), favoreciendo –aunque sea en parte- el logro de su reinserción (a nivel laboral); y por el otro, ilustrar las implicancias presentes y futuras de un mundo globalizado, haciendo énfasis en la participación del área informática en tal proceso.
II) Aquellos vinculados al sector docente:
4- Facilitar el intercambio entre los docentes del mismo nivel educativo que habitan regiones distintas, permitiendo de esta forma reflexionar acerca de su experiencia, logrando consolidar un corpus teórico que jerarquice su práctica.
5- Contribuir, a partir del objetivo precedente, con aportes a otras especialidades educativas.
El logro de estos objetivos favorecerá –específicamente para el caso del alumno- el desarrollo de instancias de reinserción en tres áreas fundamentalmente: información, formación y comunicación.
Información: las noticias obtenidas en la red o a través del envío del Correo Electrónico, pueden resultar no sólo en la discusión y reflexión áulica, sino también en un aporte interactivo de contacto con la comunidad (virtual) a través del envío de sugerencias, opiniones y puntos de vista por parte del alumnado.
Formación: el contexto de Internet provee a los alumnos las herramientas y elementos suficientes como para realizar trabajos de investigación, lo cual redundará en una mejora de la comprensión en general. El uso de estos recursos supone un conocimiento previo de la computación, tarea que estaría a cargo de docentes especializados, posibilitando de esta forma el logro de una capacitación que operaria a modo de "salida laboral".
Comunicación/Integración: es la columna vertebral de este proyecto y el eje de nuestra tarea docente; tanto Internet como el Correo Electrónico permitirán romper con el aislamiento de la escuela y –principalmente- de los alumnos/internos. Estas herramientas posibilitarán la interactividad, el intercambio y el enriquecimiento que deviene de ellos.
El objetivo de la creación de la página web "Aula sin Muros", ha sido consolidado el día 17 de Julio de 1998, día de su ingreso en la red. Una vez constituido el ingreso a Internet, se difundió a través de varias listas de discusión vinculadas a la educación, la existencia de este sitio. Asimismo, se lo incorporó en las bases de datos de distintos "buscadores". Básicamente, la página puede dividirse en dos áreas. Una, vinculada a la información acerca de qué es una escuela que funciona en una unidad penitenciaria, y qué se está realizando en ella. Otra, diseñada como espacio interactivo, en la cual se proponen temas (de autoría de los alumnos) para que los visitantes del sitio se comuniquen enviando ideas, sugerencias o críticas. Es de destacar la gran cantidad de correspondencia que se ha recibido, proponiendo entre otras cosas, intercambios de índole educativa con escuelas de otras regiones.
Actividades planificadas en la etapa inicial del proyecto:
Básicamente se han propuesto una serie de actividades destinadas a dar a conocer el proyecto y a coordinar la implementación del mismo. Entre estas encontramos:
Publicación de la página en la red, y posterior envió de correo electrónico a distintos centros virtuales para promocionar el intercambio.
Explicitación del proyecto a todo el cuerpo docente y alumnado de la Escuela de Educación Media n° 23.
Capacitación e instrucción de los alumnos en la utilización de los recursos informáticos, comenzando preferencialmente por aquellos que ya están a punto de ingresar (esto es, que están cursando el cuarto año).
Búsqueda de coordinadores docentes para implementar el proyecto.
Enriquecimiento de la página con los intercambios producidos.
Divulgación en distintos medios periodísticos de la experiencia "Aula sin Muros".
Exposición de la experiencia en Jornadas de capacitación Docente.
Recursos y procedimientos:
Es fundamental explicitar una cuestión operativa de este proyecto. En primera instancia, los recursos tecnológicos utilizados para llevar adelante esta iniciativa no se están implementando desde dentro del establecimiento penitenciario, sino a través del uso en forma particular por los docentes de estos servicios. Aunque esta situación no es la más deseable ni conveniente, tal proceder responde a que, como esta es una primera etapa caracterizada como "prueba", todavía no hay resultados contundentes que nos permitan solicitar a las autoridades penitenciarias el permiso de ingreso de este tipo de recursos en la escuela. Por lo tanto, el procedimiento seguido involucra llevar al aula cada uno de los mail recibidos, comentarlos grupalmente, y desarrollar una respuesta consensuada entre alumnos y educador vinculada a la temática en cuestión. Esta última es enviada desde el domicilio particular de algún docente.
En el caso de las informaciones o noticias, éstas serán obtenidas en Internet por suscripción a grupos de noticias o por la "bajada" a diskette de las publicaciones electrónicas de los periódicos nacionales e internacionales.
Se publicarán en la página "Aula sin Muros" poesías, reflexiones y otros textos que produzcan los alumnos. La idea de esta actividad es, no sólo crear un espacio de expresión para los alumnos, sino también, lograr que estas reflexiones sirvan como capturadores de la atención del público visitante del sitio, de manera tal que puedan constituirse como disparadores de intercambio.
La situación de no poseer estos recursos en el ámbito del establecimiento educativo, es uno de los inconvenientes que no permiten mostrar el impacto total esperado en este proyecto. Aspiramos a que en corto plazo podamos implementar –en una segunda etapa- esta dinámica de trabajo desde el propio interior de la unidad educativa.
Estado de avance del proyecto:
Dado el tan poco tiempo de existencia que tiene este proyecto, es necesario aclarar que el mismo está aún en una etapa de prueba/experimentación. En ésta, inicialmente están participando tres áreas de conocimiento o asignaturas: Lengua y Literatura, Antropología Sociocultural, y Problemática Social Contemporánea. En el primero de los casos, se ha planteado un intercambio literario con otras escuelas (actualmente en curso). En el segundo (Antropología y Problemática Social), se está trabajando con intercambios entre instituciones (educativas y no educativas) sobre la temática de los Derechos Humanos.
Palabras finales:
Para terminar esta breve descripción del proyecto "Aula sin Muros", queremos mencionar algunos de los resultados obtenidos en esta etapa inicial. En primer lugar, es destacable el interés de distintos sectores de la comunidad por esta experiencia. Tal interés se traduce en mensajes de aliento, felicitaciones, propuestas de ayuda y envío de materiales educativos. En segundo lugar, los alumnos muestran un entusiasmo muy acentuado y un amplio deseo de colaboración, muchas ganas de comunicarse con el mundo externo, y una gran producción literaria con aspiraciones de ser incorporada en la página.
________________________________________
1er Congreso Virtual de Antropología y Arqueología
Ciberespacio, Octubre de 1998
Organiza: Equipo NAyA -
mailto:info@naya.org.ar
http://www.naya.org.ar/congreso
Universidad de Buenos Aires
________________________________________